domingo, 28 de diciembre de 2008

Volver a Empezar

Una capacidad que todos podemos desarrollar

"Año nuevo vida nueva", "renacer como el Ave Fénix", "volver a empezar", "mañana será otro día", "no hay mal que dure cien años", "la vida continúa" ¡Cuántas veces hemos escuchado estas frases!

Bien, las suelen decir las personas resilientes.

En Psicología, se entiende por Resiliencia la capacidad de un individuo de reaccionar y recuperarse ante las adversidades, que se e sustenta en la interacción entre las personas y el entorno, lo que implica un conjunto de cualidades que fomentan un proceso de adaptación exitosa y de transformación, a pesar de los riesgos y de la propia adversidad.

No puede hablarse de ella como un concepto unívoco y absoluto. Si bien se entiende como una capacidad humana presente en las distintas comunidades, etnias y culturas, tiene rasgos particulares de acuerdo con los diferentes contextos en que se manifiesta.

LOS TRES PILARES

Los seres humanos somos dueños en mayor o menos grado de una capacidad de resiliencia. Todos, niños, adolescentes, adultos y ancianos aprendemos a reponemos de las crisis, a seguir adelante. Para algunos autores existen tres pilares que sostienen esta capacidad:

1) La capacidad de juego: No dramatizar las situaciones, al punto que temor impida hallar las salidas. Y en esto el sentido del humor, la creatividad, la multiplicación de los intereses personales, los juegos de la imaginación, las creencias positivas son los encargados de asignarle a los problemas su justo lugar.

2) La capacidad de encarar las situaciones con un sentimiento de esperanza. Para lograrlo es fundamental tener al menos a alguien o algo en quien depositar los sueños, afectos, admiración; nos servirán como guías y estimulos.

3) El auto sostén. Se puede resumir como un mensaje que la persona elabora para si misma. Yo sé que esto va a pasar, se dice ante un mal trance. Esto implica: Me quiero, confío en mí, puedo pedir ayuda y me sostendré en la vida.


Resiliente es la persona que sabe aprovechar los embates de la vida para reconstruirse cada vez con más fuerza y salir airosa de cualquier trance usando sus recursos internos.









Diez consejos de la Asociación de Psicología Americana para fortalecer la resiliencia


Establezca relaciones

• Evite ver las crisis como obstáculos insuperables

• Acepte que el cambio es parte de la vida

• Muévase hacia sus metas

• Lleve a cabo acciones decisivas

• Busque oportunidades para descubrirse a sí mismo

• Cultive una visión positiva de sí mismo

• Mantenga las cosas en perspectiva

• Nunca pierda la esperanza

• Cuide de sí mismo





Características de las personalidades resilientes


Aspiración por lograr propósitos y metas.

• Autosuficiencia.

• Creatividad.

• Cualidades de liderazgo y motivación.

• Disposición al trabajo colectivo.

• Empatía social.

• Habilidad para competir y resolver problemas.

• Optimismo.

• Responsabilidad.

• Sentido del humor.

• Ser autocrítico.

• Tener un motivo para vivir

La Resilicencia puede aprenderse, sólo es necesario que lo creas.

Sino lo crees, simplemente modifica tus creencias.

Sino puedes modificarlas cambia tu "no puedo" por un "todavía no" y preguntate cada mañana como elegís vivir




Existen únicamente dos maneras

de vivir la vida.

Una es como si nada fuese milagro.

La otra, como si todo lo fuese.

Albert Einstein





Hablar de resiliencia es hablar de cambio, aceptación y sabiduría.

Que mejor entonces que comenzar este
2009 con la oración que suele usarse en los grupos de autoayuda, independientemente de las creencias que cada de sus miembros profese. Oración que marca un camino para fortalecer la resiliencia.



Por favor concédeme



Serenidad para aceptar

las cosas que no

puedo cambiar...



Valor para cambiar

aquellas que puedo y



Sabiduría para reconocer

la diferencia...





Lic. Fabiana Andrea Mendez

Construyamos Salud

http://www.construyamossalud.com.ar/contactos.html

http://www.construyamossalud.com.ar/contactos.html




1 comentario:

elba dijo...

un antipilar de la reciliencia es el malinchismo, la admiración exagerada por lo extranjero, que es una costumbre muy arraigada en nuestro pais, olvidandonos de lo mucho que tenemos para dar y recibir de nosotros mismo.